Ir al contenido principal

Incertidumbre

Tres días, sí, tres días han pasado desde el inicio de clases presenciales en el establecimiento en que trabajo, cinco en varios otros de Chile. Y claro, se ha dado de todo en medio de una situación anormal, se dan herramientas para trabajar con dicha anormalidad. Creo que todos sabemos que el contagio está cerca nuestro si no extremamos las medidas de distancia e higiene. Esa actitud es externa y se puede controlar los parámetros de cuidado, pero no nos da certezas de no contraer dicha enfermedad, y que la vacuna no es la panacea para no contagiarse, sino que es garantía de no sufrir con los efectos más catastróficos de la misma, y es algo que me repito una y otra vez. Puedo caer enfermo, sí.

Pero hay otro enemigo, no de carácter externo, sino que es interior, que ha crecido y desarrollado sus capacidades sin que nos diéramos cuenta: vuelve a crecer la incertidumbre, ese miedo porque nadie me da la seguridad que, por ir a un lugar público en que hay interacciones cercanas y estrechas termine por contagiarme. Por seguridad varios papás han optado por no mandar a sus hijos al colegio porque estos lugares pueden ser vectores de contagio, porque no tengo el control de lo que hacen nuestros niños durante estas horas. Cosa que está pasando ahora en Chile es la presencia de casos en colegios, y su cierre preventivo por un determinado número de días para niños y funcionarios. Y eso está pasando al temor infundado.

En cinco días un establecimiento no pudo ser vector de contagio, esos niños o adultos venían ya contagiados de otra parte y manifestaron los síntomas en el tiempo en que tenían que volver al establecimiento educacional, el punto es que los colegios no estábamos preparados para lidiar con lo que es incierto. El error es pensar que dando herramientas externas se puede lidiar con el temor interno, se va a volver a tener temor e inseguridad, se va a volver a las preguntas de eficiencia y eficacia, creo que nunca se preguntó de verdad por el valor de la vida, del trabajo y de la familia. Se vio simplemente reducido todo a que los sistemas se mantengan en pie, que los hospitales no colapsen, que la producción se mantenga y que el país siga generando riquezas para unos.

Pienso en la incertidumbre que se da hoy, pero le tengo más miedo a la incertidumbre que se va cultivando paulatinamente y que tarde o temprano aparecerá en la conciencia de muchos ¿todo esto a quién le sirvió? ¿somos todos realmente valiosos?

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Competencias para la clase de religión

Después de un año de silencio, vuelvo a retomar las entradas en mi blog de educación. Ha sido un año bastante turbulento en materia de cambios y transformaciones, tanto del saber didáctico como del saber pedagógico, los cuales quiero ir compartiendo, y no perder el hábito de comunicarlos, a lo menos una vez por mes. En este nuevo post, quiero compartir el trabajo que he hecho en las últimas semanas, y que me ha llevado a escribir estas líneas. Como sabrán soy profesor de religión, y en Chile, desde el año 2004 no hemos tenido ningún ajuste curricular; a la fecha, el resto de las asignaturas ha sufrido dos ajustes curriculares significativos, que los han llevado a establecer el desarrollo por competencias. Llega un momento, que como docente, te piden adecuarte a un esquema que no ha sido desarrollado en tu área. Cabe la pregunta ¿desde qué base construir si no hay un lineamiento claro de una planificación de clases? Y, también la pregunta ¿qué competencias son pertinentes para la

Mrs. Chong

Un vídeo que compartió Marta Salazar, y que de veras es inspirador. Si bien es cierto es una publicidad que se da en Singapur para captar a los mejores a la hora de impartir clases, también es que ser profesor no es un tema simplemente de títulos o grado académicos, sino que también es de vocación. Espero que lo disfruten tanto como yo. Pues el trabajo del maestro implica muchas cosas que van más allá del currículo explícito en planificaciones e idearios, va dirigido al corazón de la humanidad.

Abusos de los Abusados

Cuando se escucha la palabra abuso en el ambiente escolar lo estamos llevando a esferas y connotaciones judiciales que van desde el tema de convivencia entre pares, pasando por el trato con que se debe actuar frente a los estudiantes, hasta llegar a los temas de sexualidad desviada de los responsables de la enseñanza hacia los alumnos.