Ir al contenido principal

Las Rúbricas o Matrices de Valoración

Siempre los docentes nos vemos atrapados en las evaluaciones de actividades en que tenemos que observar a los alumnos, junto con los procesos y los productos que se obtienen al realizar una actividad de aprendizaje. Muchos docentes para evaluar estos tres procesos realizan una pauta de evaluación de cotejo para ver lo realizado por cada uno de los alumnos, y luego revisar uno a uno los trabajos entregados por grupos, es de por sí un sistema que se vuelve engorroso.

Hoy el sistema de rúbrica (matriz de valoración) permiten establecer cómo está aprendiendo el estudiante, y en ese sentido se puede considerar como una herramienta de evaluación formativa, cuando se convierte en parte integral del proceso de aprendizaje.

Para tomar en consideración es útil el uso de rúbricas porque:
  • Es poderosa para el maestro y para evaluar
  • Promueve expectativas sanas de aprendizaje pues clarifica cuáles son los objetivos del maestro y de qué manera pueden alcanzarlos los estudiantes
  • Enfoca al maestro para que determine de manera específica los criterios con los cuales va a medir y documentar el progreso del estudiante
  • Permite al maestro describir cualitativamente los distintos niveles de logro que el estudiante debe alcanzar
  • Permite que los estudiantes conozcan los criterios de calificación con que serán evaluados
  • Aclara al estudiante cuales son los criterios que debe utilizar al evaluar su trabajo y el de sus compañeros
  • Permite que el estudiante evalúe y haga una revisión final a sus trabajo, antes de entregarlo al profesor.
  • Indica con claridad al estudiante las áreas en las que tiene falencias y con éste conocimiento planear con el maestro los correctivos a aplicar
  • Provee al maestro información de retorno sobre la efectividad del proceso de enseñanza que está utilizando
  • Proporciona a los estudiantes retro alimentación sobre sus fortalezas y debilidades en las áreas que deben mejorar
  • Reduce la subjetividad en la evaluación
  • Promueve la responsabilidad
  • Ayuda a mantener el o los logros del objetivo de aprendizaje centrado en los estándares de desempeño establecidos y en el trabajo del estudiante.
  • Proporciona criterios específicos para medir y documentar el progreso del estudiante
  • Es fácil de utilizar y de explicar
COMO HACER UNA MATRIZ DE VALORACIÓN.
 
Ejemplo de confección de una Matriz de Evaluación
Existen diversas formas de hacer una Matriz de Valoración; sin embargo, todas incluyen algunas características comunes que son:
  1. Busque un buen Modelo e identifique las características que definen un buen trabajo. Permita que los estudiantes se familiaricen con él.
  2. Revise detalladamente el contenido o unidad que se va a estudiar .
  3. Establezca con claridad dentro de esa área o unidad un (unos) objetivo(s) , desempeño(s), comportamiento(s), competencia(s) o actividad(es) en los que se va a enfocar. Determine cuáles va a evaluar.
  4. Describa lo más claramente posible, los criterios de desempeño específicos que va a utilizar para llevar a cabo la evaluación de esas áreas. Estos deben permitir establecer qué tanto ha aprendido el estudiante del tema que se está trabajando.
  5. Diseñe una escala de calidad para calificarlas, esto es, establezca los niveles de desempeño que puede alcanzar el estudiante. Estos pueden ir por ejemplo, de excelente hasta pobre.
  6. Revise lo que ha plasmado en la matriz para asegurarse de que no le falta nada
  7. Practique el modelo o matriz.
Cuando haya clarificado los pasos anteriores comience a construir la Matriz teniendo en cuenta lo siguiente:
  • Por lo general, la escala de calidad para calificar los diversos aspectos a evaluar, se ubica en la fila horizontal superior, con una gradación que vaya de mejor a peor. Es muy importante que la gradación de esta escala sea obvia y precisa para que haya diferencia en los distintos grados que se pueden lograr en el aprendizaje de un tema propuesto.
  • En la primera columna vertical se ubican los aspectos o elementos que se han seleccionado para evaluar.
  • En las celdas centrales se describe de la forma más clara y concisa posible los criterios que se van a utilizar para evaluar esos aspectos. Recuerde que estas celdas centrales explican cuáles son las características de un trabajo excelente, de uno malo y las variaciones intermedias entre el uno y el otro.
Para leer más:
RubiStar




Comentarios

Entradas más populares de este blog

Competencias para la clase de religión

Después de un año de silencio, vuelvo a retomar las entradas en mi blog de educación. Ha sido un año bastante turbulento en materia de cambios y transformaciones, tanto del saber didáctico como del saber pedagógico, los cuales quiero ir compartiendo, y no perder el hábito de comunicarlos, a lo menos una vez por mes. En este nuevo post, quiero compartir el trabajo que he hecho en las últimas semanas, y que me ha llevado a escribir estas líneas. Como sabrán soy profesor de religión, y en Chile, desde el año 2004 no hemos tenido ningún ajuste curricular; a la fecha, el resto de las asignaturas ha sufrido dos ajustes curriculares significativos, que los han llevado a establecer el desarrollo por competencias. Llega un momento, que como docente, te piden adecuarte a un esquema que no ha sido desarrollado en tu área. Cabe la pregunta ¿desde qué base construir si no hay un lineamiento claro de una planificación de clases? Y, también la pregunta ¿qué competencias son pertinentes para la

Mrs. Chong

Un vídeo que compartió Marta Salazar, y que de veras es inspirador. Si bien es cierto es una publicidad que se da en Singapur para captar a los mejores a la hora de impartir clases, también es que ser profesor no es un tema simplemente de títulos o grado académicos, sino que también es de vocación. Espero que lo disfruten tanto como yo. Pues el trabajo del maestro implica muchas cosas que van más allá del currículo explícito en planificaciones e idearios, va dirigido al corazón de la humanidad.

Abusos de los Abusados

Cuando se escucha la palabra abuso en el ambiente escolar lo estamos llevando a esferas y connotaciones judiciales que van desde el tema de convivencia entre pares, pasando por el trato con que se debe actuar frente a los estudiantes, hasta llegar a los temas de sexualidad desviada de los responsables de la enseñanza hacia los alumnos.